Para realizar trabajos de bricolaje, es esencial contar con un taladro. Con esta herramienta, no hay limitaciones en las actividades de reparación o instalación en el hogar. No debe sorprender, entonces, que sea tan apreciado tanto en entornos profesionales de obras y reformas como por particulares que se animan a realizar pequeños trabajos en casa.

Sin embargo, es importante resaltar el hecho de que hoy en día en el mercado se encuentra disponible una vasta gama de taladros: inalámbricos, eléctricos, más o menos pequeños, y más o menos potentes. Todas las necesidades se pueden satisfacer con los diferentes modelos disponibles. Aun así, la amplia gama de taladros hace que no sea sencillo decidir cuál es el más conveniente. Por ello, en la guía de compra de hoy, vamos a comparar los diferentes modelos de taladros y analizar algunos factores clave que debes contemplar antes de realizar la compra.

¿Qué es un taladro?

Ante todo, queremos empezar explicando qué es un taladro. Se trata, en pocas palabras, de una herramienta diseñada para acoplar una broca, es decir, un elemento de corte que permite realizar perforaciones en diferentes tipos de materiales.

Pero esto no termina aquí, porque gracias a las nuevas tecnologías, hoy en día los taladros pueden ser complementados con diferentes accesorios que permiten realizar otras tareas. Es por ello que en la actualidad podemos definir al taladro como una herramienta eléctrica giratoria que aprovecha la potencia generada por su motor para girar un elemento que permite realizar el trabajo deseado, como perforar, atornillar, lijar o afilar.

Como habrás notado, se trata de un instrumento para realizar labores extremadamente versátiles y prácticas que se suele utilizar mucho en los trabajos de construcción e industria, así como para llevar a cabo tareas de bricolaje. Tenemos que resaltar que con un taladro se puede trabajar con diferentes tipos de materiales, desde la madera hasta superficies duras como ladrillos o cemento.

Dicho esto, cabe destacar que hoy en día existe una gran variedad de taladros entre los cuales se puede elegir, que se diferencian por su diseño y por su función de uso. Esto explica por qué en el mercado actual podemos encontrar diferentes tipos de taladros, como los que te vamos a presentar a continuación.

Taladro atornillador

Conocido también como taladro sin percusión, el taladro atornillador está diseñado para llevar a cabo trabajos de atornillado y desatornillado. Incluso puede ser utilizado cuando se debe trabajar con materiales que no necesitan percusión, como la madera o el metal. Es por ello que se emplea esta tipología de herramienta, que integra también adaptaciones de una punta para agilizar y mecanizar el trabajo de atornillado o desatornillado.

Taladro percutor mejores marcas 

Otro modelo muy popular hoy en día es el mejor taladro percutor, creado para realizar trabajos en los que es necesario ejercer la percusión. Lo que queremos decir es que esta tipología de herramienta, además de realizar un movimiento giratorio, también ejerce un pequeño martilleo para facilitar los trabajos a llevar a cabo.

Por lo general, la función de percusión es fundamental cuando se debe trabajar sobre materiales duros, como el hormigón, una pared o incluso el cemento. Es por ello que no se suele recomendar usar el taladro con percutor cuando se deben realizar trabajos de atornillado o cuando el material no es duro.

Lo interesante de este modelo es que siempre se incorpora un botón que permite desactivar la función de percusión cuando sea necesario, garantizando un mayor nivel de flexibilidad y versatilidad.


Taladro angular

Asimismo, se suele utilizar muy a menudo el taladro angular. Lo que caracteriza esta tipología de herramienta es su forma en ángulo de 90 grados, lo cual facilita la posibilidad de trabajar en lugares donde hay problemas de espacio. Generalmente, los profesionales emplean el taladro angular en muchos trabajos de reforma y construcción porque ofrece elevados niveles de versatilidad a la hora de taladrar en espacios incómodos o en condiciones difíciles.

Taladro de columna

En caso de tener que trabajar en un taller, en muchas ocasiones se suele instalar lo que se conoce como taladro de columna, es decir, un taladro que se encuentra montado en un soporte fijo. En la gran mayoría de los casos, se utiliza esta tipología de instrumento cuando se tienen que realizar trabajos de taladro en cadena o cuando se requiere una elevada precisión.

Taladro magnético

Finalmente, no podemos dejar de presentar lo que se conoce como taladro magnético. Se trata de otro modelo de taladro que se usa en muchas ocasiones en el sector profesional de construcción y reforma porque cuenta con una base magnética que ofrece una gran precisión a la hora de trabajar en estructuras metálicas.

Factores clave a tener para elegir el mejor taladro

Ahora que conoces las diferentes tipologías de taladros que puedes utilizar para realizar trabajos de bricolaje de tu hogar y las labores profesionales de reforma y construcción, debes considerar también algunos factores clave antes de realizar la compra. Nuevamente, tenemos que recordar el hecho de que en el mercado hay una gran variedad de modelos por cada tipología de taladros existentes. Las mejores marcas (Makita, Bosch, Black+Decker etc.) ofrecen herramientas de calidad con características particulares, por lo que antes de comprar un determinado modelo, debes considerar algunos criterios muy importantes.

Conexión

Lo primero que debes evaluar es el tipo de conexión que ofrece el taladro con agarre ergonómico. Nos referimos al hecho de que existen taladros con conexión con cable o a batería, por lo cual la principal diferencia tiene que ver con el sistema de alimentación.

En caso de necesitar trabajar por un tiempo ilimitado y con máxima potencia, es aconsejable preferir los mejores taladros con cable. Esta herramienta ofrece un mayor rendimiento continuo siempre y cuando se disponga de una toma de corriente. En cambio, es preferible optar por un taladro a batería cuando necesitas un mayor nivel de movilidad y manejo. Con este modelo, ya no es necesario tener disponible una toma de corriente, ya que la alimentación es a batería, lo cual ofrece mayor autonomía. Sin embargo, tenemos que resaltar que el tiempo disponible para trabajar es más limitado respecto al taladro con cable, e incluso el rendimiento de los mejores taladros inalámbricos con sistema de carga rápida es menor debido a su potencia reducida. 

Tipo de trabajo a realizar

Por otro lado, no solo es importante el sistema de alimentación de esta herramienta sumamente útil en el sector de reformas y construcción. Deberás contemplar también el tipo de trabajo que deseas y debes realizar. Luego de haber filtrado entre un taladro a batería y un taladro con cable, tendrás que analizar las características principales que te ayudarán a identificar qué tipo de funciones y de trabajo puede llevar a cabo un determinado modelo de taladro.

Si necesitas realizar trabajos de atornillado o taladrar superficies que no sean demasiado duras, puede ser muy útil utilizar el taladro atornillador. Por el contrario, cuando la superficie es mucho más dura, como la pared, mampostería o el cemento, es necesario orientarse hacia un taladro percutor cuya potencia es mayor y cuya función de percusión facilitará la labor.


Cuando es necesario realizar un trabajo en una situación con espacios reducidos, difícil acceso o con condiciones difíciles, es preferible elegir un taladro angular, mientras que si el trabajo se lleva a cabo en un taller donde se requiere mayor control y precisión, los mejores modelos son los taladros de columna o taladros magnéticos.

Asimismo, te queremos invitar a que analices con detenimiento la potencia que ofrece la herramienta que deseas comprar. La potencia del taladro con diseño ergonómico te indicará la fuerza que dispone y te ofrecerá instrumento. Lo que debes saber en este punto es que cuanto mayor sea la potencia del taladro, mayor fuerza y capacidad de trabajo te ofrecerá, aunque esto implica que aumente también su peso. En el caso de los taladros con cable, la potencia se mide en vatios, mientras que en los taladros a batería de litio se mide en voltios.

Además, también te queremos invitar a que contemples la velocidad del taladro. Una herramienta que te ofrece una única velocidad es el modelo más sencillo que se puede encontrar en el mercado y es aconsejado cuando se desean realizar pequeños trabajos de bricolaje en el hogar. Los taladros con dos velocidades o más son modelos profesionales que permiten cambiar la velocidad de manera manual. La velocidad más lenta se debe aplicar cuando se requiere más fuerza, como atornillar o agujerear metales, mientras que la velocidad rápida es ideal cuando se desea taladrar con mayor rapidez.

Frecuencia de uso

Finalmente, el último criterio de compras que deberías considerar tiene que ver con la frecuencia de uso, lo cual determinará la calidad del taladro. En caso de utilizar de manera puntual el taladro, podrás elegir un modelo más económico, ideal para trabajos de bricolaje. En cambio, si se trata de una herramienta que vas a utilizar habitualmente, deberás invertir más dinero y seleccionar un taladro profesional con mayor durabilidad para largas jornadas de trabajo. 

Potencia

Vinculada con la fuente de alimentación o conexión está la potencia, que va a definir la rapidez con la cual el taladro va a realizar los diferentes trabajos. Esto quiere decir que cuanto más grande sea el motor, más potencia va a tener el aparato. Sin embargo, al mismo tiempo, cuanto más potente sea el taladro, aumentará también su tamaño, el peso además de sus niveles de consumo.

Es por ello que antes de realizar la compra, vas a tener que considerar la potencia que vas a necesitar para poder realizar los trabajos, pero a la vez también equilibrarlo con la comodidad que va a ser una prioridad mientras estás realizando las diferentes tareas.

Velocidad variable

Una de las características más comunes y frecuentes en los taladros disponibles en el mercado es la velocidad variable. Se trata de una funcionalidad que es esencial para poder tener un mayor control mientras estás realizando los trabajos. Estamos haciendo referencia al hecho de que se trata de una función que permite regular la velocidad para que se trabaje con mayor precisión obteniendo mejores resultados.

Lo único que vas a necesitar hacer en este caso es comprar un taladro con regulador de velocidad, utilizar la broca adecuada aumentando las revoluciones a medida que se vaya perforando el material. Se trata de una ventaja interesante no solamente porque permite realizar trabajo más preciso sino que también evita el daño de las brocas o del material a perforar.

Método de seguridad

Cuando se utiliza una herramienta tan poderosa como lo está el taladro, también es importante analizar cuáles son los métodos de seguridad integrados. Ante todo, verifica que el dispositivo cuente con dos mangos de sujeción para poder trabajar de manera más segura proporcionando estabilidad.

Lo mejor es que el modelo cuente con mangos ergonómicos además de proporcionar la función de agarre y de absorción de impacto. Se trata de medios de seguridad que son esenciales en los taladros, sobre todo en aquellos que tienen un motor potente.

Porta Broca con llaves

En los modelos actuales, para poder trabajar con mayor rapidez y sencillez, se integran portabrocas sin llave. Sin embargo, en caso de tener que utilizar un taladro de percusión, es mejor elegir un modelo con un mandril que tenga llave para apretar la broca de manera tal que la misma permanezca en su lugar mientras estás trabajando, sin importar las vibraciones o los golpes que se van produciendo.

Marcas

Por otro lado, como te habrás dado cuenta tú mismo, hoy en día existen muchas marcas que ofrecen diferentes tipologías de taladros. Para evitar comprar un aparato que luego no puedas utilizar o no puedas satisfacer tus necesidades, es mejor que prestes atención a factores claves que te hemos mencionado en la guía y que también eches un vistazo a las marcas.

Las mejores marcas del mercado son seguramente Bosch, Black and Decker, DeWalt, Einhell o Makita. Cada una de estas marcas se caracteriza por ofrecer taladros fiables, seguros y construidos con los mejores materiales.

¿ Cómo elegir el mejor taladro con cable o bateria para bricolaje y uso profesional?

En definitiva, para ir cerrando con el artículo de hoy, queremos resaltar el hecho de que son varios los factores claves que se deben considerar para poder encontrar el taladro ideal para ti.

Ante todo, sugerimos que pienses en el uso que le vas a dar al aparato. Si estás buscando un taladro para un bricolaje ocasional como colgar un cuadro o realizar pequeños proyectos, un taladro atornillador básico de 12 voltios va a ser más que suficiente osea un modelo bastante compacto y ligero. Si vas a realizar tareas o proyectos un poco más ambiciosos, va a ser perfecto un taladro percutor inalámbrico de 18 voltios, más potente y versátil, mientras que para un uso profesional tendrás que utilizar un modelo de 20 voltios de larga duración. Los especialistas aconsejan los modelos inalámbricos que incorpora una batería como el taladro bosch. 

De la misma manera, debes tener en consideración, en función del uso que le vas a dar, qué tipología de taladro vas a necesitar entre el taladro atornillador, percutor o de columna.

Necesitarás también considerar, como te hemos ido mencionando a lo largo de nuestra guía, la potencia. Cuanto mayor sea la potencia, más duro será el material que vas a poder taladrar. Deberás evaluar la velocidad con la cual gira la broca y la tipología de portabrocas integradas para adaptar el taladro a tus necesidades. 

Por último, recuerda también establecer, antes de realizar la compra, cuál va a ser el presupuesto que se debe respetar. En el mercado vas a poder encontrar taladros de unos pocos euros hasta algunos profesionales que superan varios cientos de euros. Todo va a depender de tus necesidades y de cuánto estés dispuesto a pagar.