En nuestros días, pasamos muchas horas sentados en una silla por razones de estudio o trabajo. Esto hace necesario elegir una silla de escritorio que sea adecuada, es decir, que garantice comodidad, pero al mismo tiempo resguarde nuestra salud. De hecho, una silla inadecuada puede provocar diferentes problemas como dolor de espalda, fatiga en otros músculos y problemas en el esqueleto.

No sorprende, entonces, que los expertos recomienden analizar detalladamente qué tipología de silla comprar para que se adapte a tus necesidades físicas y al mismo tiempo a tu espacio de trabajo o de estudio. Sin embargo, en la actualidad en el mercado se encuentra una gran variedad de sillas cuyo modelo y características son diferentes. Esto hace que no sea sencillo decidir cuál producto conviene comprar.

Para ayudarte, en la guía de hoy vamos a analizar cuáles son los criterios claves a tener en cuenta antes de comprar la mejor silla de escritorio y cuáles son los diferentes modelos que se encuentran disponibles hoy en día.

¿Cuáles son los diferentes tipos de sillas para escritorio?

Como habrás notado tú mismo, al echar un vistazo en las diferentes páginas web, se encuentran una gran variedad de modelos. Cada uno de estos se diferencia por su ergonomía, tipología de brazos, ruedas y por la base. Asimismo, se suelen diferenciar las sillas con base a su función.

Silla de uso doméstico

Las sillas de uso doméstico están diseñadas para poder trabajar o estudiar en casa. Esto significa que son ideales para trabajar en un escritorio en el propio hogar, aunque no están diseñadas para un uso prolongado. Estos modelos son bastante simples y no suelen ofrecer muchos mecanismos de ajustes. Sus principales ventajas tienen que ver con el hecho de que son económicas. Sin embargo, a pesar de su estética llamativa, este modelo suele tener un confort y una variedad de ajuste bastante limitados, por lo que es más adecuado para quienes no necesitan estar más de 4 horas sentados.

Por lo general, esta silla suele tener una regulación de alturas mediante pistones de gas, sus brazos suelen ser fijos sin soporte lumbar, además de permitir regular la tensión de inclinación y tiene un mecanismo basculante estándar.

Ventajas:

  • Precio económico: Son una opción accesible para la mayoría de los consumidores.
  • Gran variedad de diseños y colores: Puedes encontrar una gran variedad de opciones para elegir el que mejor se adapte a tu gusto.
  • Fácil montaje: No requieren herramientas para su montaje, lo que las hace muy prácticas.

Desventajas:

  • No están diseñadas para un uso prolongado: Su diseño menos ergonómico puede no ser adecuado para un uso continuado durante largos periodos de tiempo.
  • Menos duraderas: Los materiales utilizados para su construcción suelen ser menos resistentes que los de otras opciones, lo que las hace menos duraderas.
  • Menos opciones de ajuste: Es posible que no se adapten perfectamente a tu cuerpo, ya que suelen tener menos opciones de ajuste que otras alternativas.

Silla para uso profesional

Uno de los modelos más comprados en la actualidad es la silla para uso profesional o intensivo. Se trata de un producto que se suele encontrar en las oficinas en la gran mayoría de las empresas o en los hogares donde los empleados trabajan de manera remota.

Lo que diferencia este modelo de las sillas para el hogar son sus materiales y sus componentes de mayor calidad. Su mayor resistencia al desgaste hace que esta silla se adapte para poder trabajar más de 8 horas al día. Obviamente, su mayor calidad hace que el coste de este modelo sea superior respecto a la silla para uso doméstico.

En la gran mayoría de los casos, las sillas profesionales se caracterizan por:

  • Mecanismo de basculación sincronizado o relax
  • Asiento con soporte dinámico
  • Brazos regulables para una correcta posición
  • Gran variedad de opciones de ajuste del respaldo y del soporte lumbar, así como del asiento.

Actualmente, son populares las sillas de oficina profesionales ergonómicas porque ofrecen un mayor número de ajustes respecto a los modelos convencionales. Esto permite adaptar el producto al movimiento del cuerpo, reduciendo la fatiga y el estrés para incrementar así la productividad. En caso de trabajar muchas horas sentados, es aconsejable invertir en una buena silla de oficina que sea ergonómica, ya que permite trabajar con mayor eficiencia resguardando la salud del aparato musculoesquelético.

Ventajas:

  • Más ergonómica: Diseñadas para un uso prolongado, brindando mayor comodidad y menor fatiga.
  • Más duradera: Fabricadas con materiales de alta calidad para una mayor resistencia y vida útil.
  • Más opciones de ajuste: Se adaptan mejor a la forma del cuerpo, brindando un ajuste personalizado.

Desventajas:

  • Precio elevado: Su mayor calidad y características tienen un costo más alto.
  • Menos variedad de diseños y colores: La oferta en este aspecto puede ser más limitada.
  • Más difíciles de montar: Requieren herramientas para su montaje, lo que puede ser un inconveniente para algunos usuarios.


Silla para Gaming

Las sillas para Gaming están diseñadas para los jugadores que pasan muchas horas frente a la pantalla. Se trata de un modelo que se caracteriza por tener un diseño deportivo que ofrece muchos beneficios como el respaldo alto, soporte lumbar ajustable, reposabrazos ajustables, mecanismo de inclinación y cojines para la cabeza y el cuello.

Podemos decir que se trata de uno de los modelos que ofrece mayores niveles de confort y de ergonomía, por lo que enfrentar sesiones de juegos prolongadas ya no va a ser un problema.

Ventajas:

  • Diseño ergonómico: Pensado para largas sesiones de juego, con soporte lumbar y cervical integrado.
  • Comodidad: Acolchado grueso y materiales transpirables para una mayor comodidad.
  • Funciones adicionales: Reposabrazos ajustables, reclinación y altura del asiento regulables.

Desventajas:

  • Precio elevado: Su mayor calidad y características tienen un costo más alto.
  • Diseño llamativo: No se adapta a todos los estilos de decoración.
  • Menos versátiles: No son tan aptas para tareas como trabajar o estudiar.

Silla de rodilla

Conocidas también como sillas de postura, estos modelos favorecen la posibilidad de tener una postura más erguida, distribuyendo mejor el peso del cuerpo entre las rodillas y las nalgas. Según los expertos, se trata de la silla que permite alinear la columna vertebral y reduce la tensión en la espalda y los hombros.

Para garantizar un mayor nivel de confort y comodidad, suelen tener almohadillas con las rodillas y un respaldo inclinado.

Ventajas:

  • Postura ergonómica: Reduce la presión en la espalda y el cuello.
  • Fortalece el abdomen: Activa el músculo del core y mejora la flexibilidad.
  • Reduce el dolor de espalda: Al evitar una mala postura.

Desventajas:

  • Periodo de adaptación: Se requiere tiempo para acostumbrarse a la posición.
  • Puede ser incómoda: Para personas con problemas de rodillo de espalda.
  • No es recomendable: Para personas con sobrepeso o poca flexibilidad.

¿Cómo elegir la mejor silla para escritorio?

En muchas ocasiones, encontrar la silla de escritorio ideal puede parecer una tarea ardua. La gran cantidad de modelos disponibles tanto en tiendas físicas como online puede abrumarnos. Sin embargo, lo más importante es considerar nuestra salud y bienestar, ya que pasaremos largos periodos de tiempo sentados en ella. Una silla incómoda puede generar dolor de espalda, fatiga y problemas posturales.

Por eso, antes de realizar la compra definitiva, es crucial considerar algunos factores esenciales que te ayudarán a encontrar el modelo ideal que satisfaga todas tus necesidades y garantice tu propio bienestar. A continuación, te presentaremos uno por uno los principales criterios que deberás considerar para encontrar la silla que estás buscando y necesitando.

Mecanismo

Uno de los principales criterios de compra que debes evaluar tiene que ver con el mecanismo de la silla. En este sentido, es importante resaltar que existe una amplia variedad de mecanismos entre los cuales elegir. Algunos modelos ofrecen diferentes de ajustes, mientras que otros son más limitados o se adaptan a determinados tipos de trabajos.

El mecanismo es importante que ofrezca una posición de bloqueo para que podamos trabajar cómodamente, dejando así el respaldo fijo y evitando oscilaciones. En caso de que no sea posible optar por la posición de bloqueo, se deberá ajustar la basculación con el regulador de tensión que se encuentra debajo del asiento.

Asimismo, te invitamos a evaluar la regulación de la altura de la silla, ya que es muy importante poder regularla para alcanzar la superficie del trabajo apoyando los dos pies en un ángulo de 90 grados.

Tipos de brazos

Por otro lado, antes de comprar una silla, es importante también considerar los brazos del producto. Los brazos son fundamentales porque van a permitir reducir la tensión del usuario tanto en los codos como en el omóplato y en la espalda.

Muchos estudios de ergonomía destacan que trabajar con brazos apoyados permite aligerar la carga de los discos vertebrales, favoreciendo una postura más saludable. Es por eso que tenemos que resaltar que existen dos tipos de brazos en las sillas: los fijos y los ajustables o regulables.

Por lo general, se aconseja preferir un modelo que integre brazos ajustables, ya que permiten adaptar este componente a la forma de trabajo y evitar choques con el borde de la mesa. Asimismo, no podemos evitar evidenciar que existen diferentes tipologías de brazos ajustables. Los más sencillos son de una dimensión, por lo que se puede regular la altura del brazo, mientras que los modelos más sofisticados y ergonómicos permiten regular el brazo hasta en cuatro dimensiones, es decir, altura, ángulo, ancho y fondo.


Reposacabezas

Además, otro factor clave que deberías evaluar tiene que ver con el reposacabezas. Sin importar tu altura, es fundamental comprar una silla que incorpore un reposacabezas, ya sea integrado en el respaldo o como elemento aparte. Solo gracias al reposacabezas se puede trabajar sentado de la manera correcta, descargando la presión sobre el cuello y los hombros. Para garantizarte mayores niveles de confort y comodidad, es mejor preferir un respaldo y un reposacabezas que sean regulables sin necesidad de tener que accionar ningún mecanismo.

Ruedas

Como si todo lo anterior no fuera suficiente, si deseas asegurarte de comprar las mejores sillas, es esencial que prestes atención a las ruedas. Si bien es verdad que existen sillas de oficinas que no tienen ruedas, lo mejor es optar por un modelo que incorpore este elemento para trabajar de manera dinámica y favoreciendo los desplazamientos.

Sin contar que es importante evaluar qué tipos de ruedas tiene integrada la silla, porque esto va a permitir adaptar el producto a la superficie en la que vamos a trabajar. Las ruedas más duras son preferibles para quienes trabajan en superficies duras como las baldosas, mientras que las ruedas más blandas son mejores en superficies más blandas como las alfombras.

En lo que respecta al diámetro, se trata más bien de un aspecto estético aunque, en la gran mayoría de los casos, las empresas ofrecen ruedas con un diámetro de 50, 60 mm.

Base

Finalmente, para ir cerrando la guía de hoy, no podemos dejar de resaltar la importancia de contemplar también la base de la silla. En la gran mayoría de los casos, la silla de oficina tiene una base de cinco radios porque ofrecen mayores niveles de estabilidad.

Sin embargo, lo más importante de la base es el material con el cual está fabricado. En la actualidad, existen tres categorías de base, es decir, de nylon, metálica o de aluminio. Al respecto, lo que debes saber es que, por lo general, la base metálica de aluminio suele ser más resistente que las de nylon, aunque los modelos más modernos creados con nylon de fibra de vidrio tienen una resistencia superior.

Materiales resistentes y transpirables para una silla de escritorio

Para poder trabajar cómodamente, es importante elegir una silla fabricada con materiales ligeros y resistentes que faciliten la movilidad. Los expertos resaltan la necesidad de encontrar un equilibrio entre la comodidad y la estabilidad tanto en el material como en el diseño. Esto quiere decir que la silla debe tener una constitución muy estable, ya que nos apoyamos hacia un lado u otro y el asiento se inclina según el peso, generando dolores de espalda o posiciones escolióticas.

Por lo general, se suele recomendar que la silla sea fabricada con materiales textiles o texturas transpirables, sobre todo si se trabaja en lugares cálidos. También es sugerible elegir un producto que utilice tejidos hipoalergénicos y que no resbalen, como por ejemplo el cuero.

Marcas de sillas de escritorio

Otro factor de compra que debes considerar tiene que ver con las marcas. Algunos nombres reconocidos por su calidad, ergonomía y diseño son los que veremos a continuación.

Herman Miller

Es una marca muy reconocida, sobre todo por su icónica silla Aeron, que ofrece una amplia gama de opciones ergonómicas para quienes necesitan trabajar muchas horas sentados.

Steelcase

Este nombre es reconocido por su enfoque en la investigación y el desarrollo de soluciones ergonómicas, como los modelos Leap y Think Chair, que se adaptan a las diferentes necesidades de trabajadores y estudiantes.

Okamura

En este caso, nos encontramos con una marca que ofrece una amplia gama de productos económicos de alta calidad a un precio competitivo, como es el caso de las sillas Contessa II y Baron.

Conclusión

Elegir la mejor silla de escritorio es una inversión en tu productividad, comodidad y, sobre todo, en tu salud. Por ello, los expertos siempre aconsejan que definas ante todo tus necesidades en función de las horas que vas a pasar sentado. También tendrás que priorizar la ergonomía, eligiendo un modelo con soporte lumbar, respaldo ajustable y altura regulable que te ayude a mantener una postura correcta.

Asimismo, deberás considerar el diseño y el material. Los más recomendables son los materiales transpirables y cómodos para poder afrontar largas sesiones de trabajo con comodidad. Por último, no olvides definir tu presupuesto, es decir, cuánto estás dispuesto a pagar, y probar las sillas que deseas comprar para sentir la comodidad que ofrecen.

Recuerda que una buena silla de escritorio es esencial para mantener una postura correcta y cómoda mientras estudias o trabajas. Por ello, no dudes en invertir en un buen producto que pueda cuidar tu salud y bienestar.